viernes, 4 de noviembre de 2011

Los Elementos Exógenos de la Corrupción

 PRESENTACIÓN

El presente trabajo es un análisis sobre los elementos exógenos de la corrupción. Es decir todos aquellos elementos medio ambientales que inciden sobre el individuo para la realización del comportamiento delictivo (corrupción)
Partiendo el análisis sobre la concepción típica del código penal para entender qué considera nuestra legislación nacional por corrupción, término que no encuentra singularidad en su acción sino que engloba diversos comportamientos todos estos comprendidos dentro del nomen juris de “corrupción de funcionarios”.
El desarrollo del tema continuara con el desagregado DE LOS MÁS RELEVANTES ELEMENTOS EXÓGENOS, que desde nuestra perspectiva son los más decisivos en incidir en el comportamiento delictivo de un individuo,  como la Familia, los amigos, los medios de comunicación, la educación y el Derecho y el sistema carcelario.
Finalizaremos con la clasificación de los elementos exógenos en dos grupos bien definidos, aquellos elementos que transmiten información y aquellos que inciden en el organismo haciendo susceptible al individuo a la comisión del hecho delictivo.










LA CORRUPCIÓN

ARTÍCULO 393.- Cohecho pasivo propio
“El funcionario o servidor público que acepte o reciba donativo, promesa o cualquier otra ventaja o beneficio para realizar u omitir un acto en violación de sus obligaciones o el que las acepta a consecuencia de haber faltado a ellas, será reprimido con pena privativa libertad no menor de cinco ni mayor de ocho años e inhabilitación conforme a los incisos 1 y 2 del articulo 36 del Código Penal.
El funcionario o servidor público que solicita, directa o indirectamente, donativo, promesa o cualquier otra ventaja o beneficio, para realizar u omitir un acto en violación de sus obligaciones o a consecuencia de haber faltado a ellas, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de seis ni mayor de ocho años e inhabilitación conforme a los incisos 1 y 2 del artículo 36 del Código Penal.
El funcionario o servidor público que condiciona su conducta funcional derivada del cargo o empleo a la entrega o promesa de donativo o ventaja, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de ocho ni mayor de diez años e inhabilitación conforme a los incisos 1 y 2 del articulo 36 del Código Penal.”
ARTICULO 367 COHECHO ACTIVO GENERICO
“El que, bajo cualquier modalidad, ofrece, da o promete a un funcionario o servidor público donativo, promesa, ventaja o beneficio para que realice u omita actos en violación de sus obligaciones, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de cuatro ni mayor de seis años.
El que, bajo cualquier modalidad, ofrece, da o promete donativo, ventaja o beneficio para que el funcionario o servidor publico realice u omita actos propios del cargo o empleo, sin faltar a su obligación, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de tres ni mayor de cinco años.”

Bajo el nombre de “corrupción de funcionarios” el Código Penal peruano reúne una serie de figuras de muy distinta naturaleza, sin embargo el término “corrupción de funcionarios” solamente debería referirse a actos de “cohecho” consistentes en una compraventa cuyo objeto de transacción no es sino la FUNCION PUBLICA. Al respecto la siguiente JURISPRUDENCIA señala: “Cuando se aborda el delito de Corrupción de funcionarios, hay que advertir que se trata de un tipo penal abierto - puesto que no sólo se configura cuando se hace un donativo o promesa, sino también cuando se ofrece “cualquier otra ventaja”, lo cual implica que la ventaja no sólo puede ser económica, sino de otra índole, inclusive puede consistir en un promesa futura” (SALA PENAL TRANSITORIA. R.N. Nº10-V-2001. LIMA)
La corrupción es un fenómeno socioeconómico que ha caracterizado a la humanidad desde tiempos ancestrales, y tiene mayor incidencia en aquellas sociedades no democratizadas donde la función publica es un objeto de compra venta, que esta inserta en el comercio como si fuera cualquier producto de libre disposición, subastada al mejor postor, al que da más dinero. En este contexto cabe hacernos la pregunta, motivo del presente trabajo, ¿el hombre es influenciado por algún o algunos elementos ajenos a su biología, propias del medio ambiente que le lleve a realizar actos de corrupción? Y si es que existen dichos elementos ¿Cuáles son? Respondemos afirmativamente la primera pregunta,  y señalamos que dichos elementos son los denominados Elementos Exógenos.










ELEMENTOS EXOGENOS

Son todos aquellos que se producen fuera del individuo, podríamos decir que son los que viene de fuera hacia adentro. Se clasifican en : elementos físicos o ambientales, clima naturaleza del suelo, fenómenos naturales, periodicidad diurna y nocturna, fases lunares y estaciones del año, factores sociales, familia, escolaridad, estado civil, clase social, domicilio, explosión demográfica, desempleo, políticas económicas y sociales, seguridad publica, adicciones, etc.[1] Así podríamos señalar que en general nos vemos afectados por todo el medio ambiente físico y social que incide de manera directa e indirecta sobre nosotros, a continuación los factores exógenos mas relevantes en nuestra percepción:

      I.        La familia es en nuestra percepción el elemento exógeno más importante, por la gran influencia que ejerce en el individuo desde temprana edad.
La Familia es un “grupo de personas unidas por matrimonio, parentesco o afinidad, y entre las cuales existen derechos y deberes jurídicamente sancionados (patria potestad, autoridad marital, obligación alimentaria, derecho sucesorio)”[2].
Debido a las grandes revoluciones industriales y a la nueva Era del Conocimiento la familia se ha visto afectada en su estructura. La familia era la unidad más común en la época preindustrial y aún sigue siendo la unidad básica de organización social en la mayor parte de las sociedades modernas. Sin embargo, la familia actualmente ha variado con respecto a sus funciones, composición, ciclo de vida y rol de los padres.
La única función que ha sobrevivido a todos los cambios es la de ser fuente de afecto y apoyo emocional para todos sus miembros, especialmente para los hijos. Otras funciones que antes desempeñaba la familia (trabajo, educación, formación religiosa, actividades de recreo y socialización de los hijos) son hoy realizadas por instituciones especializadas. El trabajo se realiza normalmente fuera del grupo familiar y suelen trabajar en ocupaciones diferentes lejos del hogar. La educación la proporcionan el Estado o instituciones privadas. Finalmente, la familia todavía es la responsable de la socialización de los hijos, aunque en esta actividad los amigos y los medios de comunicación han asumido un papel muy importante.
Algunos de estos cambios están relacionados con la modificación actual del rol de la mujer. En los últimos tiempos se ha desarrollado un considerable aumento de la tasa de divorcios, que en parte se ha producido por las facilidades legales y la creciente incorporación de la mujer al trabajo.
En la década de 1970 el prototipo familiar evolucionó en parte hacia unas estructuras modificadas que englobaban a las familias monoparentales, familias del padre o madre casado en segundas nupcias y familias sin hijos. Las familias monoparentales en el pasado eran a menudo consecuencia del fallecimiento de uno de los padres. Actualmente la mayor parte de las familias monoparentales son consecuencia de un divorcio, aunque muchas están formadas por mujeres solteras con hijos. En 1991 uno de cada cuatro hijos vivía sólo con uno de los padres, por lo general, la madre. Sin embargo, muchas de las familias monoparentales se convierten en familias con padre y madre a través de un nuevo matrimonio o de la constitución de una pareja de hecho.
La familia de padres casados en segundas nupcias es la que se crea a raíz de un nuevo matrimonio de uno de los padres. Este tipo de familia puede estar formada por un padre con hijos y una madre sin hijos, un padre con hijos y una madre con hijos pero que viven en otro lugar o dos familias monoparentales que se unen. En estos tipos de familia los problemas de relación entre padres no biológicos e hijos suelen ser un foco de tensiones, especialmente en el tercer caso.
Las familias sin hijos son cada vez más el resultado de una libre elección de los padres, elección más fácil gracias al control de natalidad (anticoncepción). Durante muchos años, el número de parejas sin hijos se había ido reduciendo de forma constante gracias a la gradual desaparición de enfermedades que, como las venéreas, causaban infertilidad. Sin embargo, en la década de 1970 los cambios en la situación de la mujer modificaron esta tendencia. Hoy las parejas, especialmente en los países más desarrollados, a menudo eligen no tener hijos o posponer su nacimiento hasta gozar de una óptima situación económica.
Hoy por hoy un mayor número de parejas viven juntas antes o en vez de contraer matrimonio. De forma similar, algunas parejas de personas mayores, a menudo viudos o viudas, encuentran que es más práctico desde el punto de vista económico cohabitar sin contraer matrimonio. En nuestros días las parejas de homosexuales también viven juntas como una familia de forma más abierta, compartiendo a veces sus hogares con los hijos de una de las partes o con niños adoptados.
En este contexto la familia como la fuente principal modelos de conducta puede degenerar al individuo, enseñándole hábitos y costumbres que atentan contra el orden social. La Edwin Sutherland y Donald Cressey llegan a la conclusión de que los hogares que generan hijos delincuentes se caracterizan frecuentemente por la existencia de una o varias de las siguientes seis características:
a)    Otros miembros de la familia son delincuentes, inmorales o alcohólicos.
b)    Uno o ambos padres están ausentes por motivo de muerte, divorcio o abandono
c)    Hay ausencia de control paternal por ignorancia, indiferencia o enfermedad
d)    Existe incompatibilidad hogareña, evidencia por la dominación de un miembro, favoritismo, sobreprotección, severidad excesiva, descuido, celos condiciones de hacinamiento hogareño o interferencia de parientes.
e)    Diferencias religiosas o de otro orden cultural, o discrepancias en costumbres y patrones se encuentran presentes.
f)     Hay dificultades económicas, tales como desempleo, pobreza, trabajo de ambos padres, o inadecuado manejo de los asuntos financieros. [3]
    II.        El Estatus Económico es otro elemento exógeno importante debido que sujetos de condiciones económicas bajas, por necesidad acceden a realizar el comportamiento delictivo, padres que tienen que dar alimento a sus hijos se encuentran en estados de estrés que facilitan a tomar la decisión de delinquir para poder solventar sus necesidades. Sin embargo afirmar que solamente sujetos de condiciones económicas bajas se ven influenciados a ser más proclives a contravenir las normas seria una falacia debido que las personas que ostentan de condiciones económicas superiores estadísticamente por los cargos que poseen son los mas renuentes a cometer actos de corrupción, tal vez por ambición o para mantener el status quo de las cosas, lo cierto es que esta clase de sujetos son los que merecen mayor reprochabilidad debido que no tienen como justificante el estado de necesidad que poseen las personas condiciones económicas.

   III.        El círculo de amistades influye mucho en el comportamiento de una persona, dice el dicho “dime con quien andas y te diré quien eres”, la sabiduría popular engloba en dichas palabras mucha verdad, si una persona frecuenta amistades que comúnmente realizan acciones delictivas, esta persona puede tomar como normal dichos comportamientos o de lo contrario encontrar una excusa justificatoria para también realizar dichos comportamientos, “si ellos lo hacen, por que yo no”, “si no puedes con ellos, úneteles”.


  IV.        Los medios de comunicación modernamente han cobrado un rol muy importante en nuestra sociedad. La televisión es el máximo exponente de medios de comunicación masiva, creando corrientes de opinión, exponiendo en sus programas modelos sociales asociados a comportamientos que muchas veces incitan a romper esquemas sociales con valores morales y principios éticos. Programas que presentan agresividad y violencia como la solución a los problemas, generalmente presentes en las series de índole familiar. Albert Bandura en sus innumerables estudios sobre el modelamiento de la conducta en general y de la agresividad en particular, considera en base a los estudios efectuadas que el llamado “modelamiento simbólico” a través de los medios de comunicación masiva, sobre todo de la televisión, instaura una fuente de aprendizaje por imitación del comportamiento agresivo.[4]
La música también influye potentemente en la psique del individuo en la sociedad actual, debido a la frecuencia con la que es repetida en las emisoras, canciones con letras muy sugestivas y explicitas que a largo plazo condicionan al sujeto a actuar de determinada forma en una determinada situación, por ejemplo; “por ti vendo mi alma por dinero”, “ojala que te mueras”, “todo tiene un precio”, “por cinco lucas te compras dos diputados y un par de abogados”.
   V.        La educación es muy importante en el comportamiento de cualquier sujeto, educación que en nuestro país tiene mucha deficiencia, la situación se torna más sombría si hablamos de aquellos que no han accedido a una educación o lo han hecho pero de manera defectuosa. Si hablamos de corrupción podemos afirmar que en la mayoría de casos los delincuentes presentan una formación educativa superior pues para acceder a los cargos distinguidos es necesario estar instruido, la excepción vendría a ser la de aquellos cargos públicos que se accede  por elección popular.
En el Perú se educa al individuo para ser el mejor estudiante académicamente, descuidando lo mas importante que es el desarrollo integral del sujeto como persona parte activa en una sociedad, cuantos abogados hoy en día reflexionan si su profesión es algo más que un simple intercambio de servicio por dinero, si su profesión tiene un papel social más haya del simple negocio. Tales comportamientos son aprendidos muchas veces por los mismos profesores, abogados que se jactan de una ética y moral alta pero si la situación permite adquirir un beneficio mayor son capaces de “vender a su cliente”, o peor aun, si se trata de un magistrado, sin escrúpulos que negocia “la justicia” con las partes.
“El afán de imitación, la desaparición de las inhibiciones frente a los actos delictivos que se producen bajo la influencia del mal ejemplo y de la autoridad de compañeros más enérgicos y audaces, el deseo de notoriedad, de prestar colaboración y de sentirse apreciado por el grupo de compañeros admirados y a veces de mas edad, todo ello explicable sicológicamente en quienes faltan a la escuela, a lo cual hay que añadir el sentimiento de compartir o suprimir el riesgo mediante la colaboración de varias personas, el aumento de la excitación en las acciones conjuntas y el complemento de ejemplos ficticios por juegos, películas, etc”.[5]  
  1. El medio ambiente físico.- El maestro Blossiers Hüme afirma en su concepto de elementos exógenos factores de la corrupción a Las Fases De La Luna. Popularmente se habla de que la Luna tiene efectos en las personas, estos individuos son llamados lunáticos, pero tal afirmación parece no ser más que un simple rumor con carga humorística. Sin embargo podemos encontrar algo de veracidad en base a la siguiente reflexión: esta comprobado que la luna tiene efectos sobre el océano que genera el efecto que conocemos como marea, en el día la marea baja y en la noche la marea sube, entonces si la luna incide por su gravedad en el gran océano que no es nada mas que agua, por que no habría de incidir sobre las personas, ya que el agua que constituye del 50 al 90% de la masa de los organismos vivos. Este silogismo es el fundamento lógico para afirmar que las fases de luna inciden en el comportamiento humano, y puesto que el delito no es mas que un comportamiento, no encontramos ningún obstáculo en afirma que las fases de la luna pueden incidir en el comportamiento delictivo de un sujeto. Análogamente no podríamos descartar que los factores climáticos inciden en nuestro organismo de manera directa afectando nuestro comportamiento, nuestro estado de humor y la manera en como enfrentamos los problemas, así por ejemplo en un clima con un bochorno insoportable un sujeto esta más proclive a cometer un delito por el estrés causado en su organismo.
  2. Por ultimo pero no menos importante tenemos al Derecho y el sistema carcelario como factores exógenos que influyen en el comportamiento del delincuente, el delincuente antes de la comisión del delito, hace un juicio de proporcionalidad del beneficio que obtendrá por el delito y el castigo por parte de las leyes. Las leyes tienen como objeto inhibir el comportamiento delictivo en las personas, por eso si las leyes son muy benevolentes, es decir, no son proporcionales no cumplen su objetivo, pues generan en el delincuente una suerte de confianza de que el castigo no va a ser muy severo y que finalmente le conviene delinquir pues saldrán beneficiado a largo plazo. Por otra parte al hacer mención al sistema carcelario nos referimos que en nuestro país, el derecho penal tiene como finalidad resocializar al delincuente, es decir, reincorporarlo a la sociedad, pero tal utopía no se cumple pues en delincuente encuentra en la cárcel una especie de academia de instrucción para delinquir, ya que al salir los individuos son mas avezados, pierden los escrúpulos, tal vez por el resentimiento en contra de la sociedad de mandarlo a un lugar donde el trato es indigno e inhumano  pues las cárceles están abarrotadas además que es de conocimiento popular que en las cárceles los reos son abusados por otros reos sin que la administración haga algo por arreglar tal situación.
Para finalizar de todo lo expuesto podemos que extrapolar que el hombre se ve influenciado por todos los elementos que le rodean, con cualquier factor que pueda transmitirle información de “un hacer positivo o negativo” y de factores ambientales que incidan directamente o indirectamente sobre su organismo, como el caso citado de las fases de la luna. Entonces clasificamos a los elementos exógenos en dos grupos aquellos que transmiten información de “un hacer positivo o negativo” por ejemplo la familia, los amigos, los medios de comunicación;  y aquellos que inciden en el organismo directa o indirectamente poniendo en predisposición al sujeto para la comisión de hecho delictivo como son las fases de la luna, las estaciones, la zona geografía, etc.
CONCLUSIONES

  1. Clasificamos a los elementos exógenos en dos grupos aquellos que transmiten información de “un hacer positivo o negativo” por ejemplo la familia, los amigos, los medios de comunicación;  y aquellos que inciden en el organismo directa o indirectamente poniendo en predisposición al sujeto para la comisión de hecho delictivo como son las fases de la luna, las estaciones, la zona geografía, etc.
  2. La familia es el elemento exógeno más importante, pues es ella es la fuente de modelos de conducta, la principal encargada de la socialización de individuo en la sociedad.
  3. Las amistades son el segundo elemento exógeno más importante, pues el individuo para agradar al grupo tiende a comportarse como ellos , adoptando sus hábitos, costumbres e ideología, si este circulo amical esta compuesto de sujetos con hábitos delictivos, el sujeto tiende por imitación a aprenderlos.
  4. Los medios de comunicación están en tercer orden en lo que corresponde a importancia de influencia sobre el sujeto, creando prototipos de conductas, dictando sentencia sobre que conductas son aprobadas y cuales no, por tal motivo tienen una gran influencia en su publico que no es mas que la sociedad, así cuando en la televisión incentiva comportamientos inmorales o no éticos, incide de manera directa en el comportamiento de los televidentes,
  5. La educación en el cuarto nivel, es el soporte intelectual de una persona, fuente de su discernimiento, es así una educación que forma profesionales vacios, sin  contenido moral, sin principios éticos, sólo genera futuros profesionales corruptos.
  6.  Las leyes generan un factor determinante para la comisión del hecho delictivo, por tanto deben ser proporcionales al bien jurídico que tutelan para inhibir así la conducta criminal.


SUGERENCIAS

  1. El Estado debe establecer una estrategia preventiva y fiscalizadora más efectiva para la protección de la sociedad en general de los programas de contenido nocivo que puedan generar comportamientos delictivos en el público, sin afectar la libertad de expresión que es un derecho constitucionalmente protegido y principio rector de nuestra sociedad.
  2. La educación debe estar dirigida a formar personas con profesiones y no “simples profesionales”, entendidos estos como sujetos ávidos de conocimiento pero carentes de educación integral ético-moral. Corresponde al Estado establecer una política educativa que produzca individuos con conciencia social, y son los profesores los medios a través de los cuales se materializará esta realidad de los ideales nacionales teniendo el deber de formar individuos con ética y moral solida que reemplacen la vieja escoria putrefacta corrupta incrustada en nuestra sociedad.
  3. La reforma del sistema carcelario es justo y necesario, comenzando con una buena infraestructura que sea proporcional con el número de sujetos que va a albergar, cuya administración se preocupe por mantener un status que propicie la resocialización del delincuente en la sociedad y evite todo tipo de trato inhumano, humillante e indigno al que pudieran estar propensos, erradicando así el concepto de que la cárcel no es mas que la academia o la universidad del delincuente.


BIBLIOGRAFÍA

1.    Blossiers Hüme Juan José, Corrupciones & El Sistema Internacional Anticorrupción. Lima – Perú 2008
2.    Flores Polo Pedro, Diccionario de Términos Jurídicos. Editores Importadores. Lima-Perú 1984
3.    Jurista Editores, Código Penal. Edición Abril 2008
4.    Rojas Vargas Fidel, Delitos contra la Administración Pública, Segunda Edición. Editorial Grijley. Lima- Perú 2000



[1] BLOSSIERS HÜME Juan José, Corrupciones & El Sistema Internacional Anticorrupción, Pág71
[2] FLORES POLO Pedro,  Diccionario de Términos Jurídicos, Pág. 591
[3] BLOSSIERS HÜME, Juan José, Ob. Cit. Pág 75
[4] BLOSSIERS HÜME, Juan José, Ob. Cit. Pág. 77

[5] BLOSSIERS HÜME, Juan José, Ob. Cit. Pág. 76

1 comentario:

  1. QUE BUENO QUE SIGA CON EL BLOG, CON LOS ARTICULOS QUE PUBLICA! SIGA ASI :)

    ResponderEliminar

Si tienes una duda sobre este tema puedes escribir tu comentario aquí mismo y si te gustó este artículo compártelo en tu red social favorita
(facebook, twitter o google+).