viernes, 25 de noviembre de 2011

DERECHO PENAL NO DEBE REGULAR EL FEMINICIDIO

El feminicidio, que pretende ser la feminización del homicidio, se encuentra en debate en la sociedad peruana para ser implementada en el código penal, pero la pregunta es, será lo adecuado para evitar más mujeres pierdan la vida.

Personalmente jamás he creído que ningún comportamiento delictivo se pueda inhibir con el derecho penal. El derecho penal ha resultado ser la consecuencia sancionadora del hecho delictivo, pero no la solución a sus causas y mucho menos a su prevención. La razón es muy simple, el feminicidio entendido como un factor cultural, radica en el comportamiento de un sector social sector social y las conductas sociales solamente pueden ser reguladas, en el sentido que pueden modificadas, a través de una debida educación.
La educación en el Perú dista mucho de proveer a los educandos de valores éticos y morales. La educación debe estar orientada a la materialización de las aspiraciones sociales que pretendemos alcanzar por medio de las generaciones que son instruidas, el cambio vendrá de ellos y surgirá para imponerse como algo propio nuestro, en sentido del feminicidio, la proliferación de una cultural tolerante y racional,  que logre una convivencia social entre géneros.

Desde el punto de vista jurídico, según el principio de intervención mínima, el Derecho Penal debe ser el último recurso del Estado para evitar la lesión de los bienes jurídicos (vida, salud, propiedad, trabajo, libertad, intimidad, etc). El Derecho Penal debe aplicarse lo mínimo posible (pues la respuesta jurídica es la solución más fuerte de la que se dispone). Que el Derecho Penal protege bienes jurídicos no implicará que todo ataque a los bienes jurídicos penalmente protegidos deba ocasionar la intervención del Derecho Penal.

Siendo que, el código penal ya contempla los supuestos de homicidio y sus variantes, no considero necesario la implementación de un tipo penal nuevo en base al feminicidio.
Finalmente, es necesario a largo plazo una política estatal orientada a promover una educación de calidad para renovar los valores sociales que hemos perdido, y a corto plazo propagar por los medios de comunicación mensajes de no violencia entre género y  facilitar más medios para la denuncia de tales actos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si tienes una duda sobre este tema puedes escribir tu comentario aquí mismo y si te gustó este artículo compártelo en tu red social favorita
(facebook, twitter o google+).