martes, 7 de febrero de 2012

EL EJECUTIVO Y LA LUCHA POR LA COMIDA CHATARRA

Cual contienda de box, enfrentados uno contra el otro (aunque ni cuenta se den), en una esquina tenemos al Ministerio de Salud, representando por el ministro Alberto Tejada, quién el mes pasado lanzó la campaña “Come rico, come sano, come peruano”, que busca incentivar en la población nacional el consumo de alimentos saludables, a favor de una mejor calidad de vida, y en la otra esquina la Municipalidad Metropolitana de Lima, representada por la alcaldesa Susana Villarán, quien está lanzando el programa de "Combi Lima Salchipapera", que incentiva la ingesta de salchipapas que serán vendidas en lo que será una suerte de "carrito-puesto de comida", apoyando el desarrollo empresarial de los propietarios de vehículos que tengan una antigüedad no menor de 10 ni mayor de 20 años, que repararán sus unidades convirtiendolos en negocios gastronómicos. 
De está forma el ejecutivo viene planteando dos posiciones completamente antagónicas, la del Ministerio de Salud- calidad alimentación sobre desarrollo empresarial,  y la de la Municipalidad Metropolitana de Lima-desarrollo empresarial sobre calidad alimenticia.
"El artículo 191º de la Constitución reconoce la garantía institucional de la autonomía municipal, en tres aspectos concretos: política, económica y administrativa. Se trata pues, de una garantía que el constituyente ha querido preservar para las municipalidades, confiriéndole protección constitucional contra su supresión y vaciamiento de sustancia, al limitar la intervención de los órganos legislativo y ejecutivo en la regulación de los asuntos públicos que son de su competencia" (1) -el resaltado es nuestro-.
Siendo algunas de las competencias del Ministerio de Salud según su propia ley orgánica (Ley 27657), artículo 3º:
  • El desarrollo de métodos y procedimientos para la priorización de problemas, poblaciones e intervenciones.
  • El análisis, formación y evaluación de las políticas públicas de salud.
  • La articulación de recursos y actores públicos y privados, intra e intersectoriales, que puedan contribuir al logro de los objetivos de las políticas públicas de salud.
  • La coordinación con organismos multilaterales y bilaterales de la cooperación técnica y financiera, los que desarrollarán su labor teniendo en consideración la política sectorial.
  • La armonización de planes de acción y gestión de distintos organismos públicos descentralizados o desconcentrados.
Observamos que la formación de políticas públicas de salud es competencia del Ministerio de Salud, por tanto el municipio de Lima debería adecuar sus planes de desarrollo de las Mypes (micro y pequeñas empresas) a las políticas de salud que está tratando de propiciar el Ministerio de Salud, para que el poder ejecutivo se conduzca coherentemente. Todo esto manifiesta que los planes de acción del ejecutivo en su conjunto (con el gobierno regional y municipal) están funcionando sin un único horizonte determinado, lo que debe ser subsandado para lograr mejores y más eficientes resultados a nivel nacional.

(1) Sentencia del Tribunal Constitucional Exp.004-96-I/TC fundamento 3.3 inciso b [en línea], consultada el 07/02/2012 a las 16:13, Disponible en http://www.perucam.com/descargas/interes/desentralizacion/04.pdf    
(*) imagen de Alberto Tejada [en línea], consultada el 07/02/2012 a las 16:13. Disponible en http://periodismoenlinea.org/sites/default/files/styles/mas600/public/field/image/ministrotejada.jpg
(**) (*) imagen de Susana Villarán [en línea], consultada el 07/02/2012 a las 16:13. Disponible en http://www.tvsurperu.com/2010/octubre/noticia/Noticias%20%20tvsur%20peru%20-%20Susana%20Villaran2.jpg

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si tienes una duda sobre este tema puedes escribir tu comentario aquí mismo y si te gustó este artículo compártelo en tu red social favorita
(facebook, twitter o google+).